Quien no es tentado no es probado, y quien no pasa por la prueba, no adelanta.

Compartir