Los reyes de la tierra pueden impedirnos la huida, pero el Rey del cielo nos dará los medios para ello.
San Raimundo de Peñafort
Compartir