Para Dios, nadie, se escapa de su mirada compasiva

Domingo 4° del Tiempo Ordinario "Hoy que dice el Evangelio que nadie es profeta en su tierra y que va también por aquellos que están fuera de su esquema. Para el Señor nadie, nadie, está excluido de su amor y de su misericordia, no importa cuál sea la condición, no importa cuál sea el pecado, nadie se escapa de su mirada compasiva"
Lc 4, 21-30

Compartir