Si quieren tener la bendición de Dios, respeten mucho los derechos de los demás.
San Severino
Compartir